10 mitos sobre el sexo que, en algún momento, has creído

Actualizado: 2 de dic de 2020

Los mitos sobre el sexo han ido cambiando a través de las décadas. Existen diferentes mitos sobre el sexo que seguramente crees, o que has creído en algún momento. Sin embargo muchos te estos mitos tienen más que ver con las fake news que con la realidad.


1: El tamaño importa. Para disfrutar de las relaciones sexuales, o del coito, no. Los penes tienen diferentes formas y tamaños. Esa idea de que cuanto más grande mejor es simplemente FALSA. Lo que realmente hace que las relaciones sexuales sean buenas es una buena comunicación, el saber como estimularte y cómo estimular a tu pareja... Pero el tamaño, no.



2: Las vaginas se dilatan o aflojan si la mujer ha tenido mucho sexo, y es más apretada si la mujer tiene poca experiencia sexual. O alternativamente, la idea de que la vagina se dilata si la mujer tiene sexo con un hombre que tiene un pene grande. Estas ideas son bastante comunes pero son falsas. De hecho, a muchos hombres con penes más pequeños les preocupa que el anterior amante de su pareja haya tenido un pene grande porque piensan que su pareja no va a sentir nada. Esto es completamente falso.


La vagina es un músculo que se expande y contrae. Cuando una mujer está excitada, las paredes de la vagina se agrandan para facilitar la penetración. Por ejemplo, si la mujer está nerviosa, las paredes de la vagina se pueden contraer, dificultando la inserción. Hay mujeres que, por ejemplo, sufren de vaginismo que es precisamente eso, que la vagina se contrae de tal forma que imposibilita la penetración.


Puede haber motivos por los que la vagina pierda elasticidad: la edad, los partos… pero no la cantidad de sexo o el tamaño del pene de su pareja. Lo importante para contribuir a una buena elasticidad en la vagina es practicar ejercicios en el suelo pélvico regularmente.


3: El sexo duele. Esto normalmente es algo que se dice más comúnmente en relación a las mujeres: el sexo duele un poco. No, señoras (y señores), el sexo no tiene que doler, incluso cuando se practica el coito por primera vez. Es importante sentirse seguro y cómodo durante las relaciones sexuales.


Como he dicho anteriormente, si una mujer está nerviosa o tensa, los músculos de su vagina pueden contraerse, lo que puede causar molestias, dolor o incluso imposibilitar la penetración. Por otro lado, la falta de lubricación puede causar molestias tanto en mujeres como en hombres, así que si se desea tener penetración y la lubricación es escasa se puede utilizar lubricante.


Si el sexo duele es importante que se lo digas a tu pareja, pero no te calles o pienses que es algo normal. Es posible que que tengas que usar lubricante, simplemente parar, o cambiar de actividad sexual.

4: Los hombres tienen mayor deseo que las mujeres, o simplemente necesitan más sexo. Esto no es cierto. Cada persona es diferente, algunas personas desean tener relaciones sexuales más frecuentemente, mientras que otras no están tan interesadas en el sexo, o no lo están en absoluto. También hay momentos en la vida en los que tenemos más, o menos, deseo sexual. Y esto le ocurre tanto a hombres como a mujeres. También es interesante plantearnos qué queremos decir cuando hablamos de deseo sexual, ¿queremos decir deseo de tener coito?

Ahora sí, es cierto que las mujeres, culturalmente hemos sido educadas para ser menos conscientes de sus impulsos sexuales, mientras que a los hombres se los han animado a explorar su vida sexual.


5: No puedes quedarte embarazada si (o no puedes dejar embarazada a tu pareja si)…

a) la mujer está con el periodo

b) es la primera vez

c) el hombre retira el pene antes de eyacular

d) tienes sexo en ciertas posiciones

e) te lavas bien los genitales después del sexo


El embarazo ocurre cuando el espermatozoide entra en contacto con un óvulo y lo fertiliza. Si bien, lo habitual es que, solo se libere un óvulo cada mes, la eyaculación transporta alrededor de 200 millones de espermatozoides (y el líquido pre-seminal también puede contenerlos).

El esperma puede vivir dentro del cuerpo de la mujer hasta 7 días después de practicar el coito, por lo tanto la fecundación no se da necesariamente en el momento en el que estás teniendo relaciones sexuales con tu pareja, sino que puede suceder unos días después. La mejor manera de prevenir el embarazo es usando condones u otro método anticonceptivo.

6: La virginidad solo se aplica al coito. Otro tipo de relaciones sexuales no cuentan. Históricamente, la palabra virginidad se ha utilizado para describir, principalmente, a las mujer que no han practicado la penetración vaginal o coito. Para empezar, esta idea no representa a todas las personas, por ejemplo a las parejas homosexuales para las que esta actividad no es relevante.

La primera vez para cada uno de nosotros es subjetiva y personal, significa algo diferente para cada persona. Nada cambia en la persona por practicar el coito por primera vez, lo mismo que no cambia cuando tenemos sexo oral, o anal… o besamos a alguien por primera vez.

7: La masturbación es mala. La masturbación es saludable y segura, siempre y cuando la persona que la realiza se sienta bien haciéndolo. La masturbación es una forma sana de explorar tu cuerpo y tu sexualidad.

Masturbarse es normal. Muchas personas, hombres y mujeres de todas las edades se masturban, y otras personas no. El único inconveniente podría aparecer cuando esta actividad impacta en otras tareas de la vida: dejar de ver a tus amigos, no ir a trabajar… pero esto mismo es aplicable a otras actividades como, por ejemplo, jugar a los videojuegos.

8: No puedes contraer una Infección de Transmisión Sexual (ITS) si la otra persona es limpia y de confianza. Las ITS se transmiten a través de fluidos corporales como el fluido vaginal, la pre-eyaculación o la eyaculación, la sangre, o algunas ocasiones a través del contacto piel con piel.

La mejor manera de prevenir las ITS es usar condones y realizarte pruebas con regularidad. Ahora, si la otra persona se ducha más o menos, va mejor o peor vestido, o es el vecino de enfrente a quien conoces de toda la vida… nada de eso previene de contraer una ITS.


9: Los condones eliminan la sensación y el placer durante el sexo. Existen condones de en diferentes formas, tamaños y hasta con sabores. Si el preservativo te molesta seguramente estás usando un preservativo que no es el adecuado para ti, o no lo estás usando correctamente. Sería como caminar con zapatos de una talla que no es la tuya. Es posible que tengas que probar más de una marca o modelo para encontrar el que te funciona a ti.


10: El sexo solo es bueno si tienes un orgasmo. Las relaciones sexuales puede ser placenteras, con o sin orgasmo. El orgasmo no define la calidad de la experiencia sexual.


El hecho es que algunas personas nunca alcancen el orgasmo, entonces sí que puede convertirse en un problema, pero es un problema diferente. Pero el que a veces no tengas, o no quieras tener un orgasmo, no quita que puedas haber tenido un encuentro sexual de excelente calidad.


¿Cómo puedo ayudarte?

- Sex-coaching individual y de pareja

Entradas Recientes

Ver todo