• emotionally.online

Lo que no te contaron sobre la maternidad...

Habrás imaginado la maternidad de mil formas, habrás escuchado testimonios, consejos (buenos y malos). Algunas mujeres hablan de la maternidad como algo místico y maravilloso, mientras que para otras mujeres es todo lo contrario.

Durante el embarazo, la preocupación de la mayoría de las mujeres es el parto. Sin embargo, aquellas que son madres te pueden confirmar que el parto es la parte más fácil de esta nueva experiencia.


Y lo cierto es que, por mucho miedo que tengas, el parto no es lo más duro. Lo peor son los puntos de la episotomía o de la cesárea (si las has tenido), la falta de sueño, esperar a que te suba la leche, que se te agrieten los pezones o tengas una mastitis, o el no saber por qué llora tu bebé.


Si optas por la lactancia materna muchas veces tendrás la sensación de que no haces otra cosa en todo el día que dar el pecho.


Dormir más de 3 o 4 horas seguidas durante los primeros meses es una tarea imposible. Y si lo consigues, olvídate de hacerlo profundamente porque tendrás puesto el modo “alerta”. Incluso cuando tu bebé duerme plácidamente, te levantarás a comprobar si respira o si está vivo.


Aunque hayas jurado no convertirte en "esa clase de madre" tus conversaciones van a girar en torno a la caca, pis, vómito o la lactancia. Te parecerá lo más normal del mundo que tu bebé te vomite encima cuando le estás sacando los gases o que te haga pis encima mientras le estás cambiando los pañales. Durante los primeros meses de vida, te resultará muy duro separarte de tu bebé, a pesar de que cuando estás con él estás deseando tomarte un ratito para ti misma. A pesar de esto, la maternidad convertirse en una experiencia reveladora y llena de satisfacción, que te cambiará como persona y te hará ver la vida desde otra perspectiva.

Si tienes dudas sobre el embarazo o la maternidad puedes reservar una sesión con cualquiera de nuestras profesionales.


4 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo